INSPIRACIÓN

Me despedí del 2018 con muchísima alegría al hacer un repaso al año. No quiero ser pesada ni romántica, pero el 2018 ha sido maravilloso ❤

Y quería iniciar mi primer post de 2019 con reflexiones sobre la búsqueda de inspiración en trabajos como este o como otros, donde la creatividad es un porcentaje clave a la hora de triunfar o de obtener buenos resultados.

Durante toda mi carrera profesional (y aquí incluyo hasta los empleos de mi época de estudiante), he buscado la creatividad para mejorar en cualquier tarea que se me encomendase. Recuerdo mi labor como entrenadora de volleyball cuando buscaba los mejores ejercicios para practicar con mis equipos de adolescentes algunas técnicas de juego. No había internet, pero tenía mis métodos, eh! Veía vídeos de mi ídolos, me fijaba en los entrenamientos de equipos rivales, observaba con detalle los equipos de otros lugares, etc. Y conseguía crear mis propios entrenamientos adaptados a mis equipos. Nada fuera de lo común.

Con los años, mi técnica de búsqueda de inspiración ha ido depurándose, aunque puedo resumirlo en algo corto: “Hago cualquier cosa que me gusta mucho, pero que hace tiempo que no hago, o que no he hecho nunca”. Sí, eso es lo que hago y a lo mejor si me lees puedes estar pensando “Pues vaya chorrada!”. A lo mejor sí… ¿o no?

nikhil-mitra-631990-unsplash

Cuando busco inspiración para ser más creativa tanto en mi trabajo como Community Manager o como formadora, lo primero que hago es pensar en lo que quiero hacer, y en la montaña de ideas sin control que se me vienen a la cabeza, pero que no me gustan ni brilla ninguna. Y claro, mi cabeza busca desesperadamente salir de ese montón, y yo le doy lo que pide: des-co-ne-xión.

Desconecto haciendo cosas que sé que me encanta hacer o incluso que no he hecho nunca pero que también sé que me van a gustar. Un ejemplo podría ser leer algo que me motive, en inglés, o que me haga reír. Llevar a la mente a otro lugar hace que mi cabeza se limpie.

Otro ejemplo puede ser conducir hasta un lugar al que hace muchísimo tiempo al que no voy, donde se escuche el silencio, y dar un paseo de una hora sin mirar el teléfono Eso me da la vida. Vuelvo a casa siempre a tope de ideas.

diego-ph-249471-unsplash

Y la tercera opción que también me inspira es irme a comer con alguna amiga y ponernos al día.

En los tres casos ocurre lo mismo: vuelvo creativa a tope, haciendo listas infinitas de ejemplos, casos, ideas, imágenes, etc etc etc. Podría hablar de leer en internet casos de éxito, de buscar las tendencias del sector, de leer los últimos informes o de buscar referentes, pero en situaciones de conexión continua, a mí, lo que me hace ser más creativa es ser analógica durante unas horas. Es curioso, ¿no?

En fin… esta es mi reflexión de hoy.

¿Y tú cómo te inspiras para buscar la creatividad?

danielle-macinnes-222441-unsplash

kelly-sikkema-1037902-unsplash

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies